Slideshow

martes, 27 de abril de 2010

BUENO, PUES YA ESTÁ BIEN.








....y estaba viendo el partido de semifinales de la champions, va y marca el Bayern y sigo agobiado, como el de la foto. Y, de repente, me da por pensar en la cantidad de tiempo que llevo sin escribir palabra alguna en este mostrador mío que me hago yo mismo y para "conmigo mismo" y me digo, "pues ya está bien, qué narices me pasa para no escribir letra alguna..."

Y me paro a pensar un poco y casi volviéndome loco, muevo un poco a la derecha el foco, sí, ese tan barroco que, con forma de coco se relagó mi mujer para mi cumpleaños hace unos años, y con esto, la rima revoco. Y retomo otra vez el tema que ya un poco me quema y que supone un dilema sin solución alguna, y recuerdo una a una todas las cosas pasadas para ver si de alguna forma encuentro, aunque sea una tontada, algo con que seguir esta charla.

Y es que mira que han pasado cosas, carnaval, semana santa, semana santa, carnaval, el caso Gürtel, el tema de Garzón y, sobre todo, el que más me gracia me ha hecho, el señor Morales, sí, Evo Morales y sus comentarios sobre las propiedades de las gallináceas.

Qué tío. Claro, como es auténtico, indio y con tendencias de izquierdas, pues no pasa nada. Y no es que tenga algo en contra de los indios, de los auténticos y, por supuesto, de los simpatizantes de izquierdas pero, convendrán ustedes que si esas tan afortunadas palabras hubieran salido de alguien de derechas o, incluso, del clero, el revuelo, la crítica, las manifestaciones en contra hubieran sido incontables. En fin, es lo que tenemos. Pero como les decía, qué tío, qué valor, qué lo que ustedes quieran. Como decía un buen amigo mío ( y creo que aún lo dice) "sus Buebos, con dos bes, ahí".

En fin, que para ser la primera tras tantísimo tiempo no quiero extenderme más, que tengo que volver poco a poco. Ah, y perdonen que en esta ocasión no haya rimado tanto pero, ya les digo, la falta de costumbre.

Por último, les dejo con uno de los mejores cuplé (por lo menos el que a mí más me gusta) de las chirigotas de Cádiz, de la chirigota Juancojones. ¿Por qué? Por nada, porque sí, porque me da la gana y porque me gusta mucho, ¿o a mí no se me puede permitir una licencia y a Morales sí?



En donde yo mejón me lo pasé
fue cuando estuve en el vientresito de mi omaita
allí estaba tranquilo
también mu calentito.
Lo malo es cuando abría su boquetito,
una mañana se coló un chaval
mu largo y con la cara colorá
entrando y saliendo se llevó
un buen ratito ese gachón,
la confianza que el tío cogío.
Al cabo de unos días volvío el chaval al abujero
tendría que estar lloviendo porque traía un chubasquero,
se llevó otro ratito
por allí husmeando
con las venas en el cuello, seguramente estaba cantando
sa creío el gachón que el boquete es suyo
po así estuvo nueve meses,
"joe que joe", el tio capullo.

(Estribillo)
Que sueño y que flojera
ojú me está entrando a mí ...
como yo m'acueste no me levanto ni pa dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada