Slideshow

lunes, 12 de octubre de 2009

Bueno, pues "paece ser" que ya hemos terminado.






Acabose ya la feria, ya la feria se acabó, que han sido muchos los días, demasiados, lo veo yo. Y seguimos con las ganas de subirnos al ferial, disfrutar de las casetas, disfrutar del buen comer, de los vinos y cervezas y relojes a granel.

Qué bonita que es mi feria, y cuánto disfruto allí, cuando veo esas casetas y ¿dentro? Un sin vivir!!!

Año de crisis incierto para tantas expectativas e ilusiones, con temores que en nada han quedado pues para eso hemos ahorrado durante el mes de septiembre, y poder subir a la feria a hincharnos de cuanto allí se nos ofrece.

Bien que lo he pasado en la feria más no como en otros años, pues lejos van quedando esos días en los que de día se hacían las noches, eternas de copas, bailes y flirteos varios. Ahora la feria son casetas, algodón dulce y carruseles. Que también tienen su encanto sobretodo cuando son tus niñas las que, poco a poco, o deprisa y bien rápido, van descubriendo la capacidad de aguante, en sus cuerpos, en los carruseles (que están muy bien hechos) y en la paciencia de sus padres, tíos, tías o primas que son al final, con quien más se ceban en eso de sacar tickets para otro viaje apañarse.

Amistades, compromisos, reuniones y colegueo, esos son días de éso, y para éso, ésos días son y con dos, tres o cien copitas, más ésos son esos ésos.

En fin, que vamos a por otra, que otra nos será preparada y lo mejor, mejor, mejor de todo, es que con el final de la feria, empezamos en lo que a algunos más nos gusta, a calentarnos la cabeza preparándonos para nuestro tan querido carnaval.

Que hayan disfrutado ustedes al menos como yo lo he hecho, que eso ya es bastante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada