Slideshow

miércoles, 27 de octubre de 2010

No, no es justo.



Y entonces, ¿cuál es el camino a seguir? Cómo han de hacerse las cosas para no sufrir? Y es que, amigos, mal día es este en el que he decidido volver a esta entretenta. Día malo en el que ves cómo tus amigos de la infancia, tus compañeros de aficiones, tus amigos con más o menos trato, como ves les decía, lo pasan tan mal y de forma tan injusta. Y es que no, no es justo. Y ahí es donde comienzan los problemas. Como creyente convencido que soy, sin ser justo que no lo es, me consuelo en la fe. Mas, como la vida es tan cruel con unos y, en numerosos casos, tan benévola con otros que lo merecieran más, piensas y piensas y piensas y........

Pero bueno, como hoy, por lo menos, no le voy a encontrar solución a tan grandísimo dilema, sólo me queda enviarle mi más sincero abrazo a esos amigos que tan mal trago están pasando. Si con ese abrazo consigo aliviarles ese tan tremendo dolor, entonces reciban millones de ellos. Mientras, yo seguiré intentando encontrar una explicación o, al menos, el camino correcto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada