Slideshow

sábado, 2 de mayo de 2009

Otro año más.




Pues sí, señores, ayer llegó de nuevo nuestra patrona a su ciudad, cumpliendo así otro año más sobre su historia y sobre nuestras espaldas.


Uno de mayo, día que, para los católicos practicantes, supone un día de regocijo, fiesta y alegría poder disfrutar en el pueblo de nuevo a su virgen. Y para los que no lo somos tanto, alegría también viendo disfrutar, sobre todo, a nuetros mayores al contemplar a la patrona.











¿Y las romeras? Como diría mi buen amigo Sergio "ay qué bonicas, las romericas". Y es que sí, estaban muy bonicas, sobre todo las de la foto, y no porque sean mis hijas y mis sobrinas. Ahora bien, sí que eché en falta una romera de las especiales. Romera carnavalera que tuvo el detallazo de acompañarnos con la guitarra en varias ocasiones el pasado carnaval. Hubiera quedado un poco más alta que las demás, pero sin duda alguna, le hubiera dado un toque de............., le hubiera dado un toque.

Felicidades a todos en la medida que les corresponda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada